BIENVENIDO

A menudo me siento y me concentro en escuchar lo que mi alma me quiera contar...¿quieres leerlo?

jueves, 18 de mayo de 2017

A PLENA LUZ DEL DIA

A plena luz del día con el sol bañando mi vida,
con las persianas arriba y con las ventanas abiertas
así me vienes a visitar por los pasillos de mi mente.
Entras sin llamar, te cuelas por mi estancia
y me sonríes desde la otra punta.

Así es como me abordas cuando se disuelve
mi día, cuando el engranaje de mi vida gira
en su monotonía, así es como la gente diría que te pienso
que te busco, que te llamo a gritos desde mis entrañas 
hasta que apareces para calmar este terremoto
que es mi alma en su bullicio;

Pero no,  yo no te llamo, yo no te busco ni te pienso,
te llevo dentro, te llevo conmigo a cada lugar,
en cada instante de mi día.
No te invoco ni te aliento al encuentro,
tan solo te siento en cada gramo de mi piel,
en cada pliegue.
Te siento en mis manos, en mis labios y en mis ojos.

A plena luz del día es cuando a veces me paro y respiro
y soy consciente que de estás sin verte,
de que lates tan cerca de mi, que puedo olerte si cierro los ojos.

A plena luz del día, en un pequeño oasis en este inmenso desierto
de jueves, me vienes a buscar a mi recuerdo,
me viene a visitar la calidez de tus caricias,
el suave apoyo que son tus brazos cuando me envuelven,
el dulce sabor de esos besos aletargados
que se suceden uno tras otro sin prisa.

A plena luz del día es cuando hoy me apetece escribirte
 y decirte tanto que mejor te lo envío en un susurro,
que la brisa te lo lleve.

    ELI,17




viernes, 14 de abril de 2017

ME APETECES

Me apeteces hoy casi un poco mas que ayer. 
Me apetece perderme en los confines del mundo 
sin bajarnos del sofá.
Me apetece tapar mi cuerpo con tus brazos, 
sesiones de caricias que acaban en delicioso duermevela.

Me apetecen tus labios 
que me hagan cosquillas en las piernas.
Me apetecen tus manos 
que me busquen entre mis curvas.

Me apetece sentirte en la madrugada, 
descubrirte en mi cama cuando me doy la vuelta,
dormir con las manos enlazadas,
que mi pie te busque bajo la sábana.

Me apetece tiempo contigo para gastarlo sin prisa, 
para que se diluya despacio entre besos y caricias.
Me apetece encontrarte en mi día, en el pasillo,
en mi bañera, encontrarte en mi vida sin echarte de menos. 

Me apetece tenerte revoloteando entre mi cuerpo 
mientras cocino. 

Me apeteces

       ELI.17




domingo, 2 de abril de 2017

DOMINGO

Aún aletean tus besos en mi piel
los siento removerse y danzar entre mis curvas,
pasear por mis rincones.
Todavía conservo el calor de tus manos,
la seda de tus caricias que me envuelven
vistiendo mi cuerpo de alta ternura.

... Y te susurro que no me olvides,
que en un tiempo futuro rescates de tu mente
los te quiero que se me escapan,
que no olvides nunca donde mi nariz se posa
para aspirar tu esencia, para absorberte por entero.
Que recuerdes el peso de mi cabeza apoyada en tu pecho.
Que mis momentos te hayan calado,
penetrando capa a capa hasta posarse en tu alma.

Aún parece que siento tu aliento en mi boca,
cuando respiramos al unísono mientras nos tocamos la carne.
Cuando nos enredamos en uno y nos miramos mas adentro.

...Y te susurro que no me olvides,
que me lleves contigo en tu piel, allá donde vayas.
Que me pienses un poquito cuando cobijes tu cuerpo
en la noche. Que a veces te pierdas y te olvides de todo
escondiéndote en mí.

Aún parece que siento la presión de tus brazos
cuando me rodeas queriendo atrapar el momento,
queriendo meterme en ti.

    ELI,17