BIENVENIDO

A menudo me siento y me concentro en escuchar lo que mi alma me quiera contar...¿quieres leerlo?

miércoles, 15 de noviembre de 2017

QUIZAS

Quizás algún día me vaya
así sin quererlo Yo
así sin quererlo Tu.

Quizás no tenga destino
puede que no sea un lugar tangible.
Quizás sea a un rincón mas allá de las estrellas.

Quizás me desvanezca un día cualquiera
dejando solo mis huellas en la arena.
Quizás mi cuerpo se esfume
dejando solo la estela de mi perfume

Quizás me vuelva solo un susurro en tu oído,
una caricia en tu mejilla,
un calor en tu pecho que te acune el alma en las noches frías.

Quizás algún día me vaya
y no pueda decirte adiós,
quizás de por seguro que pronto podré verte
y sin embargo no pueda.

Quizás algún día sea solo un recuerdo en ti,
unas imágenes de manos enlazadas bajo el cobijo
de la colcha en una mañana de domingo.

Quizás después de ese día me sientas aún sin verme,
quizás me lleves ahí dentro donde guardas tus tesoros,
donde tienes mi colección de besos.

Quizás tras ese día pronuncies mi nombre al viento
y sientas entonces una brisa que te envuelva
y te traiga el aroma de los jazmines que guardaba en mi pecho.

Quizás ese día pueda colarme por los poros de tu piel
y llegar hasta tus entrañas y vivir un poco en ti,
y contarte desde dentro lo mucho que te quiero.

 Quizás....    

ELI,17


domingo, 5 de noviembre de 2017

A TU LADO

Caminar a tu lado es adentrarse en otro mundo
es caminar con el tiempo parado,  sin destino,
sin prisa.
Es inventar una senda por la que nadie ha pisado,
es apreciar el azul mas intenso del cielo
y ese verde que envuelve el horizonte.

Así con todo cuanto estoy a tu lado.
Haces que me vista con la ternura mas frágil,
que se me deshagan los nudos que me aprietan
el cuerpo y borras con caricias las marcas en mi piel.

Haces que se me agrande el pecho cubriéndolo
todo de una calma que atraviesa mis prisas,
que las mata lentamente y las entierra en lo mas hondo.
Me devuelves mi sosiego olvidado
y me cubres el cuerpo con mariposas que son tus besos
que sobrevuelan mis tatuajes, que se posan en mis cicatrices
y algunos se cuelan y ahondan en mis entrañas para cobijarse del frío,
para quedarse a vivir en mi alma.

Así con todo cuando estoy a tu lado.
Haces que me olvide del manto negro que por días
cubría las ventanas de mi cuerpo
llenándome toda de brea que oscurecía mi mirada
y mis pasos.
Cambias ese negro por rincones luminosos
que se abren camino en mi cuerpo,
luz que sale por las grietas oscuras y se adueña de mí
y me devuelve la risa y me eleva al cielo para caer de nuevo
en la suave fortaleza que son tus brazos cuando me rodean.

Haces que mis ojos sonrían, que se me escapen los te quieros
que se filtran por tus oídos para anidar en tu espíritu
y que revolotearan ahí para que nunca me olvides.

Así con todo cuando estoy a tu lado.

ELI,17




domingo, 1 de octubre de 2017

HOY TAMBIEN TE QUIERO 

Me he dado cuenta
cuando he despertado a tu lado
y me he ocultado en el pliegue de tu cuello,
cuando he respirado ese aroma que es solo tuyo
y se me mete hasta el hueso emborrachando mis sentidos
negándome al mundo que existe mas allá de mi cama.

Me he dado cuenta
cuando has cubierto mis piernas de besos lentos,
de besos calmados que danzan sobre el manto de mi piel de terciopelo,
de mi piel de domingo en la mañana.

Me he dado cuenta
cuando me embriaga el sentimiento después
del orgasmo infinito,
cuando mi ojos lloran las emociones vividas,
cuando mis lagrimas saben a te quieros
que mi boca enredada en la tuya no puede escupir.

Me he dado cuenta
cuando me acude la sombra de un demonio
que creí olvidado.
Cuando su peso se me posa en el pecho
y sus alas golpean mi mente aflorando recuerdos que me rasgan
las ropas, que me arañan las carnes
y entonces todo desaparece cuando me acunas en tus brazos.

Me he dado cuenta
cuando me miras y esos ojos me hablan de calma,
de momentos y delicias nuestras, que nadie mas sabe.

Me he dado cuenta
cuando te vas y aún te siento,
cuando mi piel huele tu piel y perdura en mi mente
el dulce sosiego que me producen tus manos
cuando pasean por mi espalda,
cuando toman el suave camino
que va desde mis piernas hasta mi ombligo.

Me he dado cuenta de que Hoy también te quiero,
de que además no lo elijo,
sino que se me escapa desde el alma hasta ti.

ELI,17