BIENVENIDO

A menudo me siento y me concentro en escuchar lo que mi alma me quiera contar...¿quieres leerlo?

jueves, 3 de agosto de 2017

TE INVOCO

Vuelvo de nuevo a invocarte en este rincón oscuro 
que es la noche de mi alma,
vuelvo a buscarte entre lineas, escondido tras estas palabras, 
o quizás entre las notas de Ludovico.

Puede que te encuentre vagando 
por un bosque de cerezos una mañana de domingo. 
Es posible que te halle paseando encapuchado 
por las calles de un cementerio olvidado. 

Sea como sea siempre te encuentro, 
siempre se abre mi boca cuando te pienso, 
como si quisiera tragarte para llevarte mas hondo.
Siempre me palpita la piel cuando te paseas por mi mente, 
latidos de tus besos que reviven cuando te pienso, 
que acuden a ti de nuevo buscando tu boca para no morir en el olvido.

Me arden las manos que buscan tu cuerpo, que ansían posarse en tu pecho, 
comer del calor que tu cuerpo emana. 
Quiero mecerme entre tus brazos y que la calma me encuentre 
aovillada en ti, envuelta en tus suaves caricias de terciopelo
que me arrancan de este mundo elevando mis pies del suelo.

Miro atrás y recorro descalza el camino que hemos andado,
ese camino largo, 
paraje de verdes bosques donde nadie mas habita,
donde nadie nunca ha pisado. 
Camino cubierto que me protege del miedo, 
que me devuelve mi paz que es fugaz y escurridiza.

Esta noche vuelvo a revivir momentos que me laten en el alma
que se asoman al mundo por mis ojos convertidos en liquido, 
momentos que me estremecen las entrañas, que siempre serán míos.

Te invoco esta noche oscura para que vengas a hablarme con tus silencios 
a quererme poquito para no desbordarme, 
a mirarme fijamente escudriñando mis gestos. 

ELI,17     




domingo, 9 de julio de 2017

HOY

Me arranco las ropas del día,
me desnudo en la oscuridad apartando las capas
que me revisten, que cubren mi cuerpo alistándolo para salir.
Capas de mí que he ido tejiendo despacio, con mimo
con mucho cuidado, dejando nudos e hilos sueltos cuando me equivoco
en las puntadas y no se por donde seguir.

Esta noche no quiero nada en mi piel,
nada que no sea tuyo, que no lleve tu aroma impreso
que se me cale hondo, que me penetre hasta el alma
y me calme este miedo que me amenaza desde el suelo que piso,
que me mira con sus ojos oscuros y su sonrisa maligna.

Esta noche no quiero mas mundo que aquel que se crea
a mi alrededor cuando me besas, ese mundo que es limpio,
que es blanco, que huele a bonito, a sábanas limpias, a risas sinceras.
Quiero tus brazos meciéndome despacio, acunando mis nervios,
consolando mis silencios que vienen cargados de miedos.

Hoy me haces falta, una falta que me pesa en el pecho
paralizando mis latidos, robándome un poco de aire,
mostrándome débil ante la negrura de este cielo que se asoma a mi ventana.
Una falta que es palpable, que se muestra fisicamente soplando un aire gélido
que me hiela la piel.
Me buscan los monstruos, se mofan de mi cuerpo que esta solo, que ni mi sombra
lo acompaña.

Esta noche quiero vestirme con tus manos, que tus besos me saquen del abismo
que me devuelvan a este mundo. Que me devuelvan la vida que a veces me falta
cuando me siento así.
Nada mas que tus dedos enlazados con los míos,
que tu aliento entre mis labios y tus ojos posados en mí.


ELI,17





lunes, 19 de junio de 2017

CALMA

Hoy necesito esta calma que me brinda este espacio,
este pequeño remanso en el que me desnudo de piel adentro
y escribo aquello que acompaña a mi sangre por el torrente,
aquello que me recorre desde los pies hasta la cabeza.
Necesito un momento, un paso atrás para verlo desde fuera
para sentirlo real, para posar mi cuerpo en el suelo.

Hoy me vuelve a salir este querer por la yema de mis dedos,
se me empaña la mirada recordando tus caricias.
Hoy me vuelvo a elevar al cielo escondida entre tus brazos,
viendo pequeño al mundo.

Me palpitan en la piel tus huellas,
en cada rincón que has besado
en cada tatuaje que me has mimado,
me persiguen por la casa deteniendo mis pasos
aleteando al compás de mis latidos.

Me embriagan las emociones que me despiertas
cuando te pienso, me sobrepasan y me hacen pasar
del miedo a la dicha, de la dicha al miedo,
de la nada al todo y vuelta a empezar.

Hoy me vuelvo a asomar al centro de mi alma
y te veo en cada estancia, te veo en lo mas profundo
llenado espacios que tenia cerrados,
abriendo estancias que estaban desoladas.

Necesito esta calma que me brinda la soledad
para ordenar tus besos, para guardar los suspiros
que me arrancas con tus abrazos, para atesorar tus miradas,
para clasificar tus caricias y colocarlas en orden desde
la mas delicada hasta aquellas que se te escapan cuando
nos enredamos en uno solo.

Hoy necesito este momento y sin darme cuenta ya te echo de menos
ya me apetece de nuevo refugiarme en tus brazos,
perderme en la paz que me transmiten tus manos.

    ELI.17